martes, 28 de abril de 2015

EL TIEMPO DE LA ADOLESCENCIA.

Cada día que pasa me cuesta más reconocerlo... está cambiando por días, su carácter, su físico y como no, sus sentimientos. Es la edad, me dicen, sus hormonas están trabajando a tope. Cada vez que quiere salir, aunque sea a dar una vuelta añoro cuando iba conmigo a todos sitios, le echo tanto de menos dios mio! Ese niño cariñoso, extrovertido, afectivo, simpático, ¿dónde está? Me explica las cosas a cuenta gotas, le tengo que insistir para que se abra un poco conmigo pero es complicado, supongo que su cabeza está en otro sitio, recuerdo como me sentía yo con su misma edad. Cree que lo sabe todo, le cuesta aceptar consejos y como no, lo que le intentamos explicar en casa no tiene tanta importancia como lo que le cuenten sus amigas. Su hermana le molesta más de lo normal, ella le echa de menos y él necesita su espacio, es muy duro verles separarse, no veo el momento en que sus vidas vuelvan a encontrarse... Creo que me preocupo en exceso pero como sigo viendo cosas que me mosquean pues no puedo evitar sacar de vez en cuando el tema de las novias y novietes y si antes me resultaba tarea difícil que me explicara algo imaginaos ahora!!! Sigue saliendo sólo con chicas y si algún día se une algún chico al grupo es porque ha llegado de casualidad, así que no se si es un ligón o que sigue sintiéndose mejor con ellas, a saber... El otro día me dijo que le gustaba una chica, creo que se le escapó o se le olvidó que era su madre, al segundo se puso rojo como un tomate, pero no se nada más, supongo que me tengo que resignar a que él me cuente cuando le apetezca, no? Bueno, quiero que sepáis que no fue un alivio ni mucho menos que me dijera que le gustaba una chica, todo lo contrario, me sabría fatal que se hiciera daño si es que no lo tiene claro, pero por otra parte tiene que probar. Igualmente sigo aquí, esperando que me vuelva a abrir su corazón, y deseando que el tiempo de la adolescencia le haga entenderse un poco más cada día, que yo lo intento también, entenderlo...

4 comentarios:

  1. Todo son etapas, Blanca. Tu hijo está ahora en una de las más complicadas y difíciles para él, así que no desesperes, que volverá a estrechar lazos con su hermana más pronto que tarde. Es cuestión de tiempo, de tiempo para encontrarse a sí mismo, de aceptar quién es, de analizar sus sentimientos. Todo lo que necesita ahora es saber que tiene una madre que le quiere y le apoya, no importa qué. Ya habrá tiempo para explicaciones, para que te abra su corazón y habléis. Ahora es su momento de instrospección, pero como te decía, todo son etapas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras Marcos, me alivian mucho la verdad... Espero que ese momento llegue pronto, tanto que se me está haciendo eterno.

      Eliminar
    2. Hola Blanca. Hace mucho tiempo que no nos cuentas novedades. ¿Cómo va todo?

      Eliminar
  2. Visita mi bloc personal http://sacudiendomelasardina.blogspot.com/

    ResponderEliminar

eSaniak